sábado, 4 de agosto de 2012

ESTUDIO DEL CAPITAL CONTABLE


 Estudio del  capital contable 
6.1. Concepto de capital  contable 
En su forma más elemental, el término capital se refiere a la inversión que lleva a cabo 
una  persona,  un  grupo  de  individuos  o inclusive,  un  conjunto  de  organizaciones, para 
generar    riqueza  (  también  llamada  utilidad,  ganancia,  lucro  o  rendimiento).  Para 
obtener  esta  riqueza,  el  capital  debe  canalizarse  a  la  adquisición  de  bienes  y  a  la 
realización  de  actividades  destinadas  a  la  producción  y  distribución  de  bienes  y 
servicios  que  satisfacen  las  necesidades  de  la  sociedad.  Como  podrás  observar,  el 
capital  constituye  el  fundamento  del  sistema  económico  capitalista  y  de  la  operación 
de las sociedades mercantiles. 
No  obstante  lo  expuesto,  es  necesario  aclararte  que  las  entidades  no  lucrativas 
también  cuentan  con  capital,  sólo  que  éste  no  es  empleado  para  la  obtención  de 
ganancias, por esa razón recibe el nombre de patrimonio. 
Dado que el capital es el principal motor para que un negocio inicie y se mantenga en 
operación,  se deben cuantificar  sus efectos y presentarlos en los estados financieros. 
De ahí  que  surge  el  concepto  relativo  al  capital  contable  que  constituye  una  parte  de 
la  estructura  financiera  de  una  entidad  lucrativa  que  refleja,  a  través  de  las  cuentas 
que  lo  conforman,  las  aportaciones  que  los  socios  canalizan  a  la  organización  y  sus 
rendimientos o “logros” financieros que se traducen en superávit o déficit. 
El  capital  contable  puede  ser  definido  de  varias  formas,  por  ejemplo,  como  la 
participación  o  derecho  de  los  dueños  en  los  activos  de  la  empresa,  la  fuente  de 
financiamiento interna por excelencia, la inversión de los socios para la generación de 
utilidades  o  el  “activo  neto”;    cualquiera  de  las  definiciones  arriba  mencionadas  son 
correctas y se basa en lo expuesto en la ecuación contable básica: 
Capital contable = Activo total – Pasivo total
Y para que no exista duda respecto a la naturaleza matemática del capital contable, la 
NIF  A­5  Elementos  básicos  de  los  estados  financieros  emitida  por  el  Centro  de 
Investigación  y Desarrollo  del  Consejo Mexicano para la  Investigación  y Desarrollo  de 
Normas  de  Información  Financiera  (CINIF)  ,  define  al  capital  contable  como:  “el  valor 
residual de los activos de la entidad, una vez deducidos todos sus pasivos” 
Asimismo,  el  capital  contable  puede  representar  el  activo  neto  de  la  empresa,  es 
decir, la parte de los activos que le pertenecen a la entidad después de disminuirle los 
pasivos (adeudos). 
6.2. Características del  capital  contable 
Las principales características del capital contable son: 
a)  Representa los logros de la entidad expresados en forma monetaria. 
b)  Esta constituido por el capital social, las reservas y los superávit. 
c)  No  se  presenta  en  una  sola  cuenta,  sino  que  emplea  las  cuentas  necesarias 
para reflejar lo mencionado. 
d)  Es el activo neto de la empresa. 
e)  La  práctica profesional  requiere del  estudio de aspectos financieros, contables, 
legales y administrativos. 
f)  Es  fundamental  para  el  análisis  financiero  ya  que  a  través  de  él  se  puede 
determinar la rentabilidad y la solvencia de los negocios. 
g)  Los movimientos experimentados en el capital contable ocurridos en un período 
son presentados en el estado de variaciones en el capital contable. 
h)  Se clasifica en función a la antigüedad de sus cuentas
6.3. Clasificación del  capital  contable 
El capital contable se presenta con este orden: 
1.  Capital social (autorizado, emitido, suscrito, mínimo y fijo) 
2.  Reservas (legal, estatutarias y voluntarias) 
3.  Cuentas de superávit (ganado, aplicado, pagado y por revaluaciones) 
4.  Cuentas de déficit en el caso de que haya pérdida. 
La  NIF  A­5  Elementos  básicos  de  los  estados  financieros,  clasifica  al  capital  contable 
en dos rublos: 
“Se clasifica de acuerdo con su origen
a)  Capital  contribuido,  conformado  por  las  aportaciones  de  los  propietarios  de  la 
entidad y 
b)  El  capital  ganado,  Conformado  por  las  utilidades  y  pérdidas  integrales 
acumuladas,  así  como,  por  las  reservas  creadas  por  los  propietarios  de  la 
entidad.” Párrafo 34. 
6.3.1. Capital  social  
Es el  primer  concepto  integrante  del  capital  contable,  se encuentra constituido  por  las 
aportaciones  en  numerario  o  en  especie  que  hacen  los  socios.  La  Ley  General  de 
Sociedades  Mercantiles  señala  al  capital  social  como  un  atributo  exclusivo  de  una 
sociedad. 
Las aportaciones de los socios pueden tener distintas características dependiendo del 
tipo  de  sociedad mercantil  de  que  se  trate.  Por  ejemplo,  la  Ley general  de  sociedades 
mercantiles señala que en la sociedad de responsabilidad limitada, la cantidad míni ma 
de  aportaciones  es  de  $3,000.00  y  no  debe  tener  más  de  50  socios.  El  capital  se
encuentra  dividido  en  documentos  denominados  partes  sociales  que  no  son 
negociables. 

La  sociedad  anónima,  por  su  parte,  requiere  que  haya  como  mínimo  2  socios  y  que 
cada  uno  de  ellos  suscriba  una  acción  (que  es  el  título  que  representa  una  parte 
alícuota  del  capital  social  de  una  sociedad  anónima  y  que  puede  ser  negociado).  El 
capital  no  será menor  a $50,000.00  y que las  acciones se encuentren  pagadas en  un 
mínimo del 20%. 

Por  lo  que  te  hemos  señalado  en  esta  sección  y  en  la  unidad  anterior,  podemos 
concluir  que en  la  actualidad,  existe  una  clasificación  numerosa  del  capital  social  que 
enseguida abordaremos. 
6.3.1.1. Capital  autoizado 
El  capital  social  autorizado  es  aquel  que  legalmente  se  reconoce  como  tal,  en  una 
empresa.  En  las  sociedades  de  capital  variable,  se  aplica  este  concepto  al  capital 
máxi mo que una sociedad  puede tener  sin  necesidad  de efectuar  modificaciones a su 
acta constitutiva. 
6.3.1.2. Capital  emitido y no emitido 
El  capital  social  emitido  es  el  que  ya  ha  sido  documentado  y  seccionado  en  partes 
sociales  o  acciones,  según  sea  el  tipo  de  sociedad  mercantil.  En  términos  generales, 
está compuesto por el capital comprometido (suscrito) por los socios y por la parte que 
está pendiente de comprometer (pendiente de suscribir). 
 Ley General de sociedades mercantiles en vigor, capítulo IV, artículos 58, 62 y 64 
Íbidem, capítulo V artículo 89.
6.3.1.3. Capital  suscrito y no suscrito 
El  capital  suscrito  es  aquel  que  los  socios  se  comprometen  a  pagar  ,es decir,  cuando 
aceptan su calidad de socios, entonces, esa parte del capital social emitido pasa a ser 
suscrito. Obviamente, la parte del capital social no comprometida es la no suscrita. 
El  que los  socios  sean  suscriptores  no  indica  que  ya  hicieron  las aportaciones,  por  lo 
que son deudores de la entidad y su registro contable se hará utilizando las siguientes 
cuentas: 
Socios o accionistas: Cuenta de activo circulante para reflejar el crédito. 
Capital suscrito: Cuenta de capital contable. 
Las  cuentas  de  orden  abiertas  para  la  emisión  de  capital  deben  de  revertirse  por  la 
cantidad suscrita. 
6.3.1.4. Capital  exhibido y no exhibido. 
El capital social exhibido es la parte del capital suscrito que cubren los socios, en otras 
palabras,  representa  el  importe  pagado  de  las  aportaciones  de  capital.  La  exhibición 
puede  ser  de  varias  formas:  en  efectivo,  aportando  mercancías  o  activos  fijos,  a 
manera de pago de un pasivo, trabajo, etcétera. 
Las  exhibiciones implican  un  abono  a la  cuenta  de  socios  o  accionistas  y  cargo  a  las 
cuentas de activos o de pasivo que se afecten. 
Resumiendo lo anterior te presentamos un ejemplo de los asientos necesarios:
6.3.1.5. Capital  mínimo. 
El  capital  establecido  por  ley  como  la  mínima  cantidad  que  deben  aportar  los  socios. 
En  el  caso  de  una  sociedad  de  capital  variable,  este  concepto  representa  el  límite 
inferior de variación que no requiere cambios en el acta constitutiva. 
6.3.1.6. Capital  fijo 
Es  el  capital  social  que  no  puede  ser  modificado,  a  menos  de  que  exista  un  acuerdo 
de  los  socios,  se  protocolice  en  una  acta  de  asamblea  extraordinaria  y  se  cambie  la 
escritura  social.  En  las  sociedades  de  capital  fijo,  cualquier  cambio  de  importe  en 
dicho capital implica todo el proceso indicado. 
En  las  sociedades  de  capital  variable,  mientras  no  sea  menor  al  mínimo  legal  no 
amerita  ninguna  autorización  legal,  basta  con  el  acuerdo  de  los  accionistas  y 
registrándose en el libro de actas. 
6.3.2. Reservas 
Se conoce con el nombre de reservas de capital a las separación de utilidades, con el 
objeto  de  reducir  riesgos de solvencia y fortalecer  el  patrimonio de  una empresa.  Son 
consideradas partidas virtuales pues no implican desembolsos de efectivo. 
Existen  distintos  criterios  para  conceptuar  a  las  reservas,  algunos  autores  hacen 
diferenciaciones  con  relación  a  su  presentación  en  los  estados  financieros,  de  tal 
suerte que hay quienes consideran reservas de pasivo, de capital e incluso, de activo. 
Otros  autores  hacen  énfasis  en  que  el  término  reserva  sólo  debe  ser  empleado  para 
las  cuentas  de  capital.  Nosotros  te  presentamos  precisamente  estas  últimas  ya  que 
corresponden al tema en cuestión. 
Las  reservas  son  cuentas  de  capital  y  se  presentan  en  el  balance  general; 
normalmente  se  aplican  con  cargo  a  la  cuenta  de  utilidades  por  aplicar  que  más
adelante  explicaremos.  La  creación  de  las  reservas  debe  constar  en  las  actas  de 
asambleas. 
Su clasificación obedece a su naturaleza y pueden ser de tres tipos: 
a)  Reserva legal 
b)  Reservas estatutarias 
c)  Reservas voluntarias 
6.3.2.1  Reserva  legal  
Tiene  su  origen en  el  artículo 20 de la  Ley General  de Sociedades Mercantiles el  cual 
indica que: 
“De  las  ut i l i dades  net as  de  toda  sociedad,  deberá  separarse  anualmente  el  ci nco 
por   ci ent o,  como  mínimo  para  formar  el  fondo  de  reserva,  hasta  que  importe  la 
qui nt a part e (20%)  d el  c api t al s oci al .” 
Por  lo  tanto,  la  reserva  legal  constituye  una  obligación  para  cualquier  tipo  de  entidad 
mercantil. 
6.3.2.2. Reservas estatutarias 
Son  aquellas  que  provienen  de  los  lineamientos  establecidos  en  el  contrato  social; 
pueden  crearse expresamente  para un  objetivo determinado,  por  lo  que pueden  tener 
diversas denominaciones. Se presentan después de la reserva legal.
6.3.2.3. Reservas voluntarias 
Son  retenciones  de las  utilidades que  se  acuerdan  en asambleas generales de  socios 
o  accionistas,  sin  la  necesidad  de  una  disposición  de  ley,  como  en  el  caso  de  la 
reserva legal, o alguna consideración en la escritura social. 
Dentro  de  las  reservas  voluntarias  están  las  de  previsión,  de  contingencia,  para 
dividendos y para fluctuaciones de moneda extranjera. 
6.3.3. Superávi t  y déficit  
La  diferencia  entre  el  capital  social  y  el  capital  contable  genera  utilidades  que  van 
acumulándose con el transcurso de los años. Tales utilidades se denominan superávit, 
y  corresponden  a  la  diferencia  a  favor  entre  el  capital  social  y  el  capital  contable 
cuando  éste  es  mayor.  En  caso  contrario  –cuando  el  capital  contable  es  menor–,  se 
habla de déficit. 
En términos simples,  el  superávit  se refiere a  la diferencia entre el  activo total,  menos 
el pasivo total y el capital social. 
El superávit se clasifica en dos: 
ü  ganado  Se refiere a las utilidades obtenidas por operaciones normales de 
la empresa 
ü  De capital.    Se refiere a las utilidades obtenidas por  transacciones ajenas 
al  giro  normal  de  explotación;  es  decir  extraordinarias.  (por  ejemplo, 
revaluaciones, donativos, venta de acciones…)
6.3.3.1. Superávit  ganado:  aplicado, pendiente de aplicación 
El  superávit  ganado  proviene  de  operaciones  normales  de  la  empresa  y  sus 
características son: 
• Aparecerá en el estado de resultados del ejercicio en que se genera.
• Deberá crearse la reservas legal con este superávit
• Su  aplicación  podrá  considerarse  o  no  para  fines  específicos:  reserva  de 
reinversión,  de  previsión,  para  contingencias  y  otras  que  establezca  dicho 
contrato). 
• Según  las  restricciones  del  contrato  social,  podrá  repartirse  entre  los  socios  o 
accionistas, una vez separado el 5% para la reserva legal. 
• Considerando su naturaleza, son utilidades ya realizadas, (reales). 
6.3.3.2. Superávit  pagado 
Se  refiere  a  las  partidas  adicionales  que  han  sido  aportadas  por  los  socios  y  no 
forman parte del capital social. Ejemplos: 
• Cualquier aportación adicional de los socios.
• Primas en suscripción de capital.
• Utilidades en acciones amortizadas. 
6.3.3.3. Superávit  por  revaluación de activos 
Es aquel que se genera por el incremento del valor de los bienes por los efectos de la 
inflación,  mismos  que  exceden  a  los  costos  de  adquisición.  Las  partidas  que  se 
consideran objeto de la revaluación son: el inventario y los bienes tangibles. 
El  hecho  de  que  un  activo  de  los  mencionados,  incremente  su  valor,  impacta  en  el 
capital contable (activo neto) que experimenta ese incremento.
6.3.3.4. Superávit  donado 
Cualquier persona física o moral ajena a la empresa o socio accionista puede efectuar 
donaciones a la misma, en efectivo o bienes muebles o inmuebles. Las donaciones de 
terrenos así como las mencionadas, incrementan el capital de la empresa. 
6.3.3.5. Déficit  
Se  refiere  al  resultado  desfavorable  obtenido  de  las  operaciones  realizadas  en  un 
periodo  determinado.  En  caso  de  que  sean  mayores  los  importes  de  las  cuentas  de 
gastos  y  costos  con  relación  a  los  ingresos  hay  pérdida,  lo  que  genera  una 
disminución en el capital contable. 
6.4 Constitución del  patrimonio 
La  constitución  del  patrimonio  de  una  sociedad  mercantil  puede  incluir  aportaciones 
en efectivo, en mercancías, activos fijos e incluso, en servicios tales como el trabajo. 
La  constitución  del  patrimonio  obedece  a  toda  una  serie  de  procesos  financieros  y 
legales,  ya  que  cuando  una  entidad  se  crea  requiere  de  un  estudio  financiero 
completo  que  incluye  el  nivel  de  inversión  en  el  activo  y las  formas  de  financiamiento 
accesibles, entre las que destaca, la aportación de los socios (capital social). 
Desde  la  óptica  legal,  la  integración  del  capital  se  encuentra  inmersa  dentro  del 
proceso constitutivo  de la sociedad  mercantil.  Se debe  contemplar  el  tipo  de sociedad 
que  se  creará,  los  límites  de  aportación,  las  formas  de  aportación,  los  criterios  de 
repartición de utilidades, etcétera. 
Otra  cuestión  que  resulta  indispensable  de  abordar  es  que  una  sociedad  puede 
constituirse como de capital fijo o de capital variable.
Las  cuentas  que  se  emplean  para  la  constitución  del  patrimonio  de  una  sociedad 
mercantil son: 
a)  Capital emitido y emisión de capital (cuentas de orden para registrar el total del 
capital autorizado de la sociedad). 
b)  Capital  suscrito  o  capital  social.  Se  acredita  por  el  importe  del  capital  social 
comprometido  por  lo  socios  de  la  compañía  en  la  fecha  de  su  constitución,  se 
abona con las aportaciones que  vayan realizando  los socios y se carga  por las 
disminuciones  o  retiros  de  capital,  una  vez  llenados  los  requisitos  de  ley; 
siempre que no afecte el capital mínimo que debe mantenerse. 
c)  Socios  (o  accionistas  para  el  caso  de  la  sociedad  anónima).  Se  utiliza  cuando 
los socios cubren en parcialidades el valor de sus aportaciones, se carga con el 
crédito  de  la  cuenta  de  capital  total  suscrito  y  se  abona  con  las  exhibiciones 
que vayan haciendo los socios. 
d)  Exhibiciones  decretadas.  Se  carga  por  las  exhibiciones  decretadas  pendientes 
de pago por los socios. 
e)  Acciones  en  tesorería  y  depositante  de  acciones.  Son  cuentas  de  orden    y  se 
emplean  para  registrar  el  valor  nominal  de  las  acciones  liquidadas  en  especie 
(y se mantienen por 28 días). 
La  sociedad  anónima  es  una  de  las  modalidades  de  constitución    más  socorridas  en 
nuestro  país,.porque  es  la  forma  más  fácil  de  tener  participación  en  las  empresas  ya 
que  no  importa  la  calidad  moral  de  los  socios,  sino  sus  aportaciones,  por  lo  antes 
mencionado nos avocaremos al estudio de su capital social 
El  capital  social  de  la  Sociedad  Anónima  (S.A.)  se  encuentra  dividido  en  acciones  ; 
que  son  títulos  nominativos  que  servirán  para  acreditar  y  transmitir  la  calidad  y  los 
derechos  de  los  socios.  Serán  de  igual  valor  y  conferirán  iguales  derechos,  pero  es 
posible  estipular  en  el  contrato  social  que  el  capital  se  divida  en  varios  tipos  o  clases 
de acciones con derechos especiales en cada clase. 
Las acciones pueden clasificarse por:
ü  la parte que representen del capital social 
ü  los derechos que significan 
ü  la titularidad, 
ü  el número de acciones que amparan cada título, 
ü  el valor que representan 
ü  las formas de exhibición. 
6.4.1. Acciones comunes y preferentes 
Las  acciones  comunes  u  ordinarias  confieren  a  su  poseedor  derechos  y  obligaciones 
legítimos establecidos en el contrato social: 
î  votar en asambleas ordinarias y extraordinarias (por cada acción se tiene un voto) 
î  asistir a reuniones de accionistas 
î  elegir la junta de directores 
Las  acciones  autorizadas  que  se  han  emitido  y  se  encuentran  en  poder  de  los 
accionistas se conocen como suscritas y pagadas. 
Por  otro  lado,  las  acciones  privilegiadas  contienen  diferentes  categorías  y  niveles  de 
derechos  y  prerrogativas,  se  conocen  como  preferentes  o  de  voto  limitado  ;  y  tienen 
diferentes  derechos  especiales,  como  un  dividendo  garantizado,  porcentajes 
adicionales de utilidades. 
Las  acciones  preferentes  gozan  de  derechos  especiales  a  cambio  de  beneficios 
económicos  tienen  voto  limitado,  pueden  votar  en  asambleas  extraordinarias  según 
los requisitos de ley, pero no así en las asambleas ordinarias.
6.4.2. Acci ones con val or  nomi nal  y s i n val or  nomi nal  
î  Con valor nominal, cuando en el título mismo se indica el importe del título 
î  Sin  valor  nominal,  cuando  no  consta  importe  o  valor  alguno  en  el  título 
correspondiente. 
Las  acciones  con  valor  nominal  permiten  su  valuación  en  los  libros  de  contabilidad 
correspondientes  y  su  valor  en  el  mercado;  y  las  que  no  tienen  valor  nominal,  se 
conoce su valor hasta que se realiza una cotización o la revisión en libros. 
6.4.3. Acciones sencillas y múltiples 
De acuerdo con el número de acciones que representan: 
î  Sencillas. En las que se reconoce una sola acción 
î  Múltiples. En las que se reconoce más de una acción. 
6.4.4. Acciones pagadoras y liberadas 
Considerando el tipo de pago, puede hablarse de: 
î  acciones pagadoras.  Cuando  no han sido exhibidas en  su totalidad,  o sea, las  que 
todavía tienen que saldar los accionistas si desean mantener esta condición 
î  Acciones liberadas.  Se  refieren  a las  acciones  que  han  sido  exhibidas  o  pagadas 
en su totalidad. 
6.4.5. Acciones nominativas 
Son  aquellas  en  las  que  se  expresa  el  nombre  del  titular,  dueño  y  poseedor  de  los 
derechos que se confieren en la misma.
6.4.6. Acciones en especie 
También  se  denominan  acciones  de  aportación  y  son  aquellas  que  se  exhiben  en 
bienes distintos al numerario. 
6.4.7. Acciones amortizables 
La  amortización  de  las  acciones  consiste  en  distribuir  una  parte  de  las  utilidades  de 
cada  ejercicio,  hasta  cubrir  la  totalidad  de  las  acciones  que  se  deban  pagar  a  los 
accionistas una vez transcurrido el plazo estipulado  para su pago.  En estos casos,  se 
consideran el importe de las acciones y el plazo de pago para determinar el porcentaje 
que se separará en cada ejercicio. 
Para  que  se  lleve  a  cabo  la  amortización  de  las  acciones,  deben  reunirse  los 
requisitos siguientes: 
Que  sea  decretada  la  amortización  de  las  acciones  en  una  asamblea  general  de 
accionistas. 
Que las acciones estén íntegramente pagadas. 
Es  necesario  que  se  fije  en  la  escritura  social  el  valor  de  amortización  de  las 
acciones.(puede  estar  o  no  estipulado  en  la  escritura  social  o  precisarse  por  la 
asamblea  de  accionistas  que  decretó  la  amortización;  en  el  segundo  caso,  se 
establece  por  medio  de  la  bolsa  de  valores  pues  se  desconoce  su  costo  de 
adquisición). 
Si  lo establece  el  contrato  social,  se pueden emitir  acciones de  goce por las acciones 
amortizadas. En este mismo contrato  pueden  establecerse los derechos de  voto  a las 
acciones de goce.
6.4.8. Acciones convertibles 
Son  las  que  corresponden  a  las  acciones  preferentes  o  privilegiadas,  y  que  en  el 
transcurso  de  cierta  cantidad  de  ejercicios  gozarán  de  algún  privilegio,  en  función  de 
las utilidades; pero al concluir el plazo se convertirán en acciones ordinarias. 
6.4.9. Acciones desertas 
Son  aquellas  que  no  han  sido  suscritas  y  parcialmente  cubiertas.  Cuando  el  plazo 
para  la  exhibición  vence,  la  sociedad  deberá  exigir  el  pago  o  bien  la  venta  de  las 
acciones  (luego  de  un  procedimiento  de  oferta  de  dichas  acciones,  si  no  han  podido 
colocarse en  el  mercado,  se  consideran  desertas y se  procede conforme a la ley  para 
su registro y control). 
6.4.10 Obligaciones convertibles 
Las sociedades anónimas pueden emitir obligaciones hipotecarias, que representan la 
participación individual de sus tenedores en lo que se denomina crédito colectivo (que 
se  constituye  a  cargo  de  la  sociedad  emisora  de  dichas  obligaciones)  lo  que 
representan un pasivo. 
Las formas como se pagan estas obligaciones pueden tener como base: 
La  amortización  con  anualidad  variable  (amortizando  cantidades  fijas  más 
intereses). 
La  amortización  con  anualidad  fija  (pagando  cantidades  que  incluyen 
amortización del capital junto con los intereses correspondientes). 
La  amortización  al  término  del  plazo  de  la  emisión  (permite  el  pago  de  los 
intereses durante la vida del crédito o al final del plazo). 
El  crédito  puede  ser  pagado  con  acciones,  previo  establecimiento  en  el 
contrato; por lo que se denominan obligaciones convertibles.
6.4.11 Otras representaciones 
Las acciones de trabajo son títulos nominativos sin representación en el capital social, 
donados  o  regalados  a  obreros  o  empleados  de  la  empresa.  Estos  títulos  cedidos 
pueden  ser  objeto  de  dividendos  siempre  y  cuando  sean  considerados  por  la 
asamblea de accionistas y no suplirán la participación de utilidades de la empresa. 
6.4.11.1. Bonos de fundador  
Las  acciones  de  fundador  o  bonos  de  fundador  son  títulos  nominativos  que  no 
representan  parte  del  capital  social,  sino  que  son  títulos  concedidos  a  funcionarios 
fundadores de una sociedad, promotores, gobernantes, etcétera, que pueden producir 
intereses  no  mayores  al  10%  anual  sobre  las  utilidades  netas.  Estos  intereses  no 
podrán repartirse en un plazo mayor a 10 años. 
6.4.11.2 Acciones de goce 
Son  títulos  nominativos  –también  llamados  certificados  de  goce–  que  no  representan 
parte  del  capital  social  y  se  expiden  cuando  se  amortizan  acciones  preferentes;  en 
éstos  documentos  pueden  estipularse  intereses  a  favor  de  su  poseedor,  o  bien 
dividendos  al  terminar  de  pagar  a  los  accionistas.  Además,  puede  puntualizarse  una 
participación en la liquidación del capital contable.